x

Historia Festival Folclórico de la Vendimia Molina

Corría el año 1970, cuando se anuncia a los cuatro vientos y a la ciudadanía local, que la Ilustre Municipalidad de Molina conjuntamente con la 1ra. Cía., de Bomberos de la ciudad, ofrece a los artistas aficionados un evento donde se conjugará la vendimia y la identidad de un pueblo que era consumido por la comuna capital de la provincia Curicó, rompiendo de esta manera esa barrera natural que nos imponía esa creciente ciudad, con un fuerte poder económico, concentrando todas las oficinas públicas y el comercio, lugar que convergían el resto de las comunas que conformaban la provincia en general.

Así los medios de comunicación de la provincia y del país, a través de un trabajo de difusión masivo se enteraban que en la ciudad de MOLINA a 15 kilómetros al sur de Curicó y a 215 kilómetros al sur de Santiago, y a 51 kilómetros al norte de la capital regional Talca, en pleno Valle Central, nacía el Festival Folclórico de la Vendimia, y su historia se extiende hasta estos días, con 39 años de existencia, destacando entre otras fiestas y festivales de la vendimia que se dan en nuestro país, porque surge y se mantiene hasta hoy como un festival de música folclórica, siendo desde 1978 un certamen de creación.

Foto-Poncho--Vendimia-1978

Desde sus inicios, trasciende el ámbito regional en su convocatoria. En la primera versión del Festival, realizada entre el 3 y el 5 de abril de 1970, confirmaron su participación 180 intérpretes de 12 provincias del centro y sur del país, entre Valparaíso y Nueva Imperial. Una cantidad que superó todas las expectativas de los organizadores realizando una selección de los mejores intérpretes, asegurando de esta manera la calidad del evento. Los clasificados se conocían un mes antes siendo los nombres publicados en los medios de comunicación de la provincia, región y del país principalmente en radio y prensa escrita. Además se confeccionaba una revista con el nombre LA VENDIMIA, en la que figuraban las letras de las canciones seleccionadas, artículos relacionados con el folclor, la vendimia y el propio festival.

La estructura del certamen se mantuvo relativamente intacta los primeros años. Por ejemplo desde 1970 hasta 1977 las categorías fueron cuatro (4): solista folclórico, conjunto folclórico, solista internacional y conjunto folclórico internacional. Algo que me llama la atención que el año 1974 y solo por ese año se agregó la categoría de composición folclórica, quien desde el año 1978 se toma la decisión definitiva de transformar el evento en un certamen de creación en el ámbito folclórico, lo que sigue hasta la actualidad. Así el evento inicia el proceso de compartir la poesía y la creación de raíz folclórica nacional, con autores, compositores y conocidos conjuntos y solistas que defienden cada año las obras musicales.

El festival antes se hacía en tres días, de viernes a domingo, recayendo normalmente a finales de marzo o principios de abril, coincidiendo con la temporada de vendimia. En el escenario central se presentaban 10 a 12 obras musicales seleccionadas e importantes artistas nacionales invitados al show estelar. Si la memoria no me falla, casi todos los artistas y grupos nacionales han estado en el Festival Folclórico de la Vendimia de Molina, muchos de estos han iniciado su carrera artística en este evento, entre estos el grupo , LOS CUATRO CUARTO, EL HUMORISTA CLAUDIO SHOWMAN, LOS INICIOS DE ALVARO SALAS, DINO GORDILLO Y OTROS.

Además podemos mencionar el comienzo de Miryam Hernández, cuando recién estaba empezando su carrera musical, Luís Jara, Rodolfo Naves, Los Indo latinos…  Y otros artistas de prestigio nacional, como Manolo González, Jorge Romero Firulete, Pepe Tapia, Coco Legrand, Hermógenes con H, Tito Fernández, Los Huasos Quincheros, Los Huasos de Algarrobal, Fernando Ubiergo (ganador de Viña del Mar y OTI), e internacionales como Django, Gervasio y el triunfador de Viña del Mar con el tema Ventanillas, el nicaragüense, Hernaldo Zúñiga. Una comuna que en esos años éramos solo entre 12 a 15 mil habitantes (actualmente 35 mil), salía a la región y al mundo con un evento donde se destaca la vendimia, las tradiciones, la artesanía, juegos típicos y la gastronomía de la zona, difundiendo además las maravillas del Parque Nacional Radal Siete Tazas, enclavada en la pre cordillera de Molina.

Hoy convertida en un evento que entrega un espacio a todos aquellos cultores de nuestra raíz folclórica, presentando sus creaciones las que son evaluadas por un jurado idóneo en la materia, siendo reconocido como uno de los eventos más transparentes a nivel país y uno de los pocos que se han mantenido desde sus inicios por lo que fue creado.

El evento se realizaba en el Gimnasio Municipal de Molina, que en esos años tenía una capacidad para 2.500 personas, cuya recaudación era para la 1ra. Cía., de Bomberos de Molina… Se vendían entradas para galería ($ 2.000) y sillas numeradas ($ 8.000) por los días de festival. Luego la organización pasa a depender exclusivamente de la Ilustre Municipalidad de Molina, cuya organización estaba conformada por integrantes del CODECO, (Comité de Desarrollo Comunal), entre estos comerciantes, rotarios, leones, hombres y mujeres ligados al folclor, pero la realización y responsabilidad del evento, recaía y recae en forma actual del Comité Ejecutivo del Festival Folclórico de la Vendimia, designado por la autoridad comunal. El festival sin duda está íntimamente relacionado con dos rasgos que están en la base de la identidad de la zona; la música folclórica y la viticultura.

Luego el evento se realizó en la Plaza de Armas, seguido por miles de personas de todas las edades que compartían el escenario con sus artistas preferidos y las creaciones musicales y el entorno que rodea el certamen mismo (puestos de artesanía, cata de vinos, gastronomía de la zona, etc.) algunos años el festival se trasladó al estadio Municipal de Molina, regresando nuevamente a la Plaza de Armas de la ciudad, punto neurálgico de los habitantes de la comuna. (de acuerdo al informe estadístico el evento cada año concita el interés de más personas, el año 2014, más de 60 mil personas estuvieron participando del evento durante 4 días, y vibrando de las canciones y los artistas invitados en dos días de festival).

 historia

Como podemos comprobar, el Festival Folclórico en el que la música tiene un papel preponderante, aunque surgió de la transformación de los espacios públicos de diversión y sociabilidad popular a partir de la década de los 60` se ha mantenido vigente principalmente en regiones durante las últimas cinco décadas. Por esta razón, es un factor interesante a considerar para la historia social de la música popular en Chile, dado el amplio repertorio de compositores e intérpretes que participan, y, especialmente, porque refuerza la construcción de las identidades locales a nivel comunal, mediante la confluencia de las actividades productivas y la música de raíz folclórica. EL FESTIVAL FOLCLÓRICO DE LA VENDIMIA DE MOLINA resulta un interesante ejemplo por lo extenso de su trayectoria, representando cabalmente una genuina síntesis entre elementos que cumplen un rol de identidad para la comuna: música y vitivinicultura.

 SCD: Sociedad Chilena del Derecho de Autor

Desde sus comienzos, está ligado a la Sociedad Chilena del Derecho de Autor, quién difunde el evento a nivel país y a autores y compositores chilenos que conforman esta sociedad, además nos facilita un jurado de sala de renombre nacional e internacional y en algunas ocasiones con distinciones a los autores y compositores nacionales.

Participación de empresas de la zona

En estos últimos años, se ha notado mayor interés en participar e integrarse al evento de empresas relacionadas con la producción de vinos, y por ende otras del orden comercial, lo que indica la gran cobertura que mantiene el certamen en la población.

SECTOR TURÍSTICO

El festival ha servido para dar a conocer las bellezas naturales que hay en la comuna de Molina, en su pre cordillera, Parque Nacional Radal Siete Tazas, donde las visitas y viajeros, tanto nacionales como extranjeros se trasladan al lugar donde observan el gran regalo del macizo andino que por milenios de años a moldeado y que hoy es deleite para muchos turistas del mundo, cuya última temporada estival que en cantidad de 42 mil personas visitaron la zona y admiraron su flora y fauna.

JURADO FESTIVAL

El jurado festival siempre lo han integrado personas ligadas al mundo del folclor, eso si que hubo unos años que participaron personas de la farándula y fue criticado por el mundo folclórico, como era posible que personas sin tener conocimientos del folclor nacional, determinaran o votaran por una obra musical, pero nuevamente cuando asume la alcaldía otra voluntad y otro mirada con nuestro festival, se vuelve a que el jurado este integrado por personas entendidas en la materia.

Por nombrar algunos integrantes del jurado de todos los tiempos, Nano Acevedo, Margot Loyola, Carmencita Ruíz, Jorge Yañez, Héctor “Titín” Molina, Cecil González, Tito Fernández, Osvaldo Geldrez, Ruperto Fonfach, Fernando Ubiergo,  Mary Carmen Flores, Carmen Pizarro, Chilote Ayala, Horacio Molina Fonseca, Carlos Novoa Alcántara, Luís Arriagada, Sergio Cancino, Rodrigo Guzmán Díaz, Claudia Araya, Adrian “Chirigua” González”, Fernando Varas Vergara, Jorge Cartes Palacios, Pedro Aceituno. Alejandro Bianchi, Quelentaro, Patricio Manss, Sergio Gálvez Moraga (Q.E.P.D.) Boris Aliste Moya, Ricardo de la Fuente, Carlos Arena, Pedro Navarro, Danny Rodríguez. Leo García, entre otros nombres, todos profesionales e idóneos.

Conozca el Jurado del Festival de la Vendimia 2015

PÚBLICO ASISTENTE AL EVENTO

Cuando el Festival se realizaba en el Gimnasio Municipal, solo 2 mil 500 personas tenían la posibilidad de vibrar con el evento, debido a eso EL Comité Ejecutivo decidió sacarlo a la Plaza de Armas de Molina donde se empezó a vivir un todo, es decir, escenario, artistas al show estelar, competidores, público, artesanía, gastronomía, cata de vino, todo en el centro neurálgico de la ciudad, estadísticamente son más de 50 mil personas en una semana de actividades, disfrutan del Festival Folclórico de la Vendimia de Molina, concentrándose la mayor cantidad de gente los últimos dos días cuando se desarrolla el festival mismo.

PRESENCIA DEL FOLCLOR COMUNAL

Es importante destacar que el evento tiene una labor especial dando participación a los autores y compositores de la comuna y por ende a los conjuntos folclóricos. La organización en el transcurso de la semana presenta a los conjuntos comunales, previo al festival mismo, mostrando su trabajo investigativo y su folclor. (Son más de 12 agrupaciones que toman parte del festival, el Comité Ejecutivo hace un esfuerzo entregando un aporte para su trabajo durante el año).

CLASIFICACIÓN CREACIONES LOCALES

Dentro de la estructura del festival, desde hace un tiempo a la fecha se invitan a los autores y compositores de la comuna a que presenten su trabajo, clasificando dos obras musicales para el festival mayor, compitiendo con otras 6 obras musicales de autores y compositores del país. La competencia local se realiza en la localidad de Lontué, en la Plaza de Armas, donde además de la competencia, se invitan otros grupos relacionados con el folclor y con el cancionero popular chileno. Son cerca de 3 a 4 mil personas que toman parte de esta actividad.

Esto ha sido aplaudido por los creadores de música de raíz folclórica nacional de la comuna, ya que son protagonistas activos de su propio festival. A las dos obras clasificadas por un jurado idóneo, reciben trofeo festival y un aporte de $100.000 (cien mil pesos). Considero que este aporte debería ser mayor, por representarnos y premiar de esta manera el trabajo que efectúan durante el año. Por el solo hecho de clasificar al evento mayor el premio debería ser de $ 500.000 (Quinientos mil pesos) por cada creación evitando con ello entregar en el año una subvención.

PREMIOS FESTIVAL

Desde los inicios del festival se ha mantenido como trofeo el ARPA y el RACIMO de UVA… a esto se le agrega premios en dineros. El 2013 y 2014, el Primer Lugar recibió 2 millones de pesos; Segundo Lugar $ 1.500.000.- ; Tercer Lugar $ 1.000.000 y al Mejor Intérprete $ 500.000 que para el Festival del 2015, vuelve a llevar el nombre del destacado profesor de música y fundador del festival, SERGIO GALVEZ MORAGA.

Los premios en dinero siempre han ido en aumento, es parte importante del certamen y motivador para autores y compositores del país, es así como la Secretaría Festival recibe cada año cerca de 130 a 160 obras musicales de todos los estilos y ritmos folclóricos de nuestro Chile, clasificando solo 6, más las dos composiciones locales.